El control biológico es cada vez más relevante en la agricultura, y el consumo de feromonas y trampas entre agricultores ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Estos métodos de control mecánico constituyen un buen sistema tanto para la captura masiva como para el monitoreo de una plaga, permitiendo controlar o erradicar plagas de insectos sin utilizar métodos químicos. No sólo se desarrolla en producciones hortofrutícolas sino que se lleva a cabo también en olivar, cítricos, frutales de hueso o vid, entre otros.

trampa_feromonas_hesperidesLas feromonas, son sustancias químicas oloríficas que produce un organismo y que inducen una respuesta en otro individuo de la misma especie; permiten controlar la plaga de esos insectos, evitando matar a otros que pueden resultar beneficiosos y favoreciendo, a la vez, el equilibrio biológico natural. Las hormonas comercializadas son sintéticas y se pueden utilizar para detección de insectos, para monitoreo y estimación de poblaciones, para trampeo masivo, y para confusión sexual e interrupción del apareamiento.

En el control de plagas de insectos se utilizan fundamentalmente dos métodos: en el primero las trampas de feromonas desprenden olores producidos por feromonas sintéticas que atraen a los insectos que, al entrar en la trampa, quedan adheridos ella; y en el segundo las fermonas se utilizan mediante dispersores a lo largo de la explotación: se segregan sustancias químicas emitidas por machos y hembras que confunden al macho haciendo que sea incapaz de encontrar a las hembras y no se produzca la fecundación.

A través de estos métodos de control se reduce o elimina el uso de insecticidas, derivándose por tanto una serie de ventajas medioambientales y un gran ahorro en agroquímicos. Es importante conocer los ciclos biológicos de cada plaga de insectos: cuándo está activa como adulto en cada generación y cómo varía según las temperaturas de la zona donde actúa; así como controlar el lugar de colocación de las trampas, ya que esto influye en la captura de insectos.

trampas_feromonas_hesperidesEs de gran relevancia, también, sistematizar y tratar de forma precisa la información obtenida a través de las trampas colocadas en campo, para así actuar en consecuencia, reduciendo daños en las plantaciones y pérdidas en las cosechas. A través de un software específico se puede realizar este control y sistematización, así como obtener y gestionar datos de campo.

A través de la plataforma agronómica online Hesperides, los técnicos y productores pueden registrar y gestionar la información de trampas obtenida en campo para después analizar los datos semanalmente, durante una misma campaña o de forma interanual. Hesperides también permite el registro de las trampas junto con otros registros de campo, de forma rápida y sistematizada, incluso a través de una aplicación móvil, facilitando el trabajo del técnico o del productor y multiplicando la obtención de información de campo al vincular numerosas variables.